domingo, 9 de junio de 2013

El gran albergue llega con la crisis

El alojamiento turístico low cost se ha hecho fuerte en Barcelona. En los últimos cuatro años se ha duplicado el número de albergues y está previsto que en los próximos tres años se duplique la cifra de camas ofertadas. Parte de ese incremento está motivado por el desembarco de la cadena británica Generator, que ha invertido 35 millones de euros en un establecimiento nuevo de 154 habitaciones.


Generator cambia un poco la pauta a la oferta conocida hasta ahora en la capital catalana. Primero por ubicación, ya que se sitúa a cinco minutos del céntrico paseo de Gràcia, adonde en los últimos años ya se habían acercado otros establecimientos. Pero, sobre todo, por dimensiones, ya que sus 6.500 metros cuadrados pueden albergar hasta 726 personas. Como el resto de albergues, Generator omite centrarse en las habitaciones y da más importancia a los espacios comunes, donde los mochileros buscan beneficiarse de las experiencias de otros clientes y de conexiones de Internet. “Nuestro concepto se basa en crear espacios sociales, con un fuerte diseño que haga que la gente interactúe más”, señalan desde la compañía.


La compañía nació en 1997 pero pisa fuerte desde 2007, cuando la adquirió el fondo de inversión Patron Capital. Ha invertido 200 millones de euros en toda Europa para abrir ocho establecimientos, de los que solo tres están ubicados en capitales estatales. Su plan, no obstante, pasa por alcanzar una cifra de entre 12 y 15 albergues en 2015. Barcelona podría contar con un segundo establecimiento, pero Madrid también entra en los planes a corto plazo del grupo, junto a Sevilla y Valencia, que podrían incorporarse en la órbita de la marca en una fase posterior.


El grupo está sacando tajada de la crisis. Por una parte aprovecha la reducción de la capacidad adquisitiva de los turistas europeos. Por la otra, su propietaria busca oportunidades en el mercado inmobiliario para adquirir inmuebles a bajo precio en el centro de las grandes ciudades, que son seleccionadas por su atractivo para jóvenes viajeros y por sus conexiones con aerolíneas de bajo coste. Esas compraventas, cerradas sobre todo a partir de 2010, hacen suponer a sus directivos que tienen una ventaja competitiva respecto a sus rivales que compraron cuando los precios inmobiliarios rondaban todavía los máximos.


Su base de negocio está evidentemente en el alquiler de las habitaciones —variadas, desde dormitorios individuales o familiares hasta habitaciones de mayor capacidad—, pero también en el bar que está dentro de cada albergue y que da juego a la pretensión de generar relaciones sociales en el centro. Sus ingresos pueden llegar a comprender un 25% del total de la facturación del negocio, aunque en determinados casos llega al 40%.


Pero Barcelona será un poco diferente del resto de la oferta de albergues de Generator. Porque en las plantas superiores de su albergue cuenta con un hotel con cuarenta habitaciones que rompe el esquema habitual de un albergue. Sobre todo por precios. Su tarifa de salida, 41 euros la habitación más barata, dista de los 13 euros que cuesta una cama en habitación compartida.






via Portada de Economía | EL PAÍS http://elpais.com/economia/2013/06/07/actualidad/1370628823_702215.html http://ifttt.com/images/no_image_card.png